Cerrar Mapa
Ver mapa Logo
Usted está en: Zona Micro y Macrocentro » Sector Microcentro (no oficial) » Catedral de los Santos Pedro y Cecilia 

Catedral de los Santos Pedro y Cecilia

San Martín 2776 y Rivadavia 2749
doc Ordenanza 9564, 10075, 15728
F

ue proyectada por el ingeniero Pedro Benoit, el mismo que proyectó la catedral de La Plata. En la construcción participó Adán Gandolfi. La piedra fundamental fue colocada en 1893 y se inauguró en 1905.

La Catedral presenta una planta[+] de tipo basilical de cruz latina[+] desarrollada en tres naves. El edificio tiene 67 metros de largo por 20 metros de ancho. Exceptuando la Catedral de La Plata y la Basílica de Luján, es la más grande de la provincia de Buenos Aires.

El templo presenta recursos arquitectónicos típicos del gótico, como son sus arcos ojivales, grandes vitreaux traídos de Francia, contrafuertes[+] rematados en pináculos, arbotantes, bóvedas de crucería, todos recursos que ayudan a aumentar la sensación de verticalidad. La araña central de baccarat fue traída del viejo Bristol Hotel. En el nártex, se destaca una réplica de La Piedad, ubicada sobre la derecha de la entrada del templo. El carillón está compuesto por cinco campanas de bronce, fundidas en Francia. El techo fue construido en tejas vidriadas de distintos colores traídas de Europa. En el piso se compone de mosaico inglés. Las puertas de acceso tienen tímpanos con esculturas en sobrerrelieves.

A la iglesia se adosa la casa Parroquial a partir de 1912 en la que interviene el padre arquitecto Ernesto Vespignani y en el año 1920 interviene el arquitecto Basset Smith en modificaciones que se hacen en la transición entre la iglesia y la casa Parroquial. Se suma al conjunto el Pasaje Catedral, que una San Martín con Rivadavia.

Al cumplirse 100 años de existencia se hicieron trabajos de restauración sobre la fachada Oeste, que da a la calle Mitre, y muy recientemente se le sumó la reja que cierra la fachada frontal.

Glosario extra

Arco ojival: también llamado arco apuntado, está compuesto por dos porciones de curva que forman un ángulo en la clave. Es típico de la arquitectura del Gótico (siglos XIII-XV), tiene precedentes en el Románico (siglo XII) sin embargo se usó mucho antes, en la arquitectura musulmana (el arco de herradura apuntado o arco túmido aparece desde el siglo X)

El arco ojival no sólo supone a un cambio estético que rompe con el clasicismo del arco de medio punto propio del Románico: además, resulta más eficaz que el de medio punto porque sus empujes son más verticales. El arco apuntado evoluciona con el gótico, desde el modelo inicial, anterior al siglo XII, pasamos a otras formas:

Arco apuntado lobulado (se da desde el siglo XIII) Arco conopial (desde el siglo XV) Arco estilo Tudor, típico del Gótico final en Inglaterra Arco Túmido o arco de herradura apuntado que no se da en el gótico clásico pero si en el arte islámico y en el mudéjar

Arbotante: es un arco exterior de descarga que suele estar en posición diagonal; es, por tanto, un arco por tranquil, ya que tiene los arranques a distinta altura. El arbotante es parte de la estructura gótica, pero se ve sólo desde el exterior. La parte baja se apoya en un estribo, contrafuerte, o botarel; y la parte superior sirve de sostén a las bóvedas, generalmente, una bóveda de crucería. Es un elemento constructivo típicamente gótico.

Nave: espacio entre dos filas de arcadas en los templos o grandes edificios.

Nártex: espacio cerrado que antecede al volumen principal de las iglesias, que originalmente estaba destinado a los penitentes y no bautizados.

Bóveda de crucería: aquella formada mediante el cruce de arcos diagonales, llamados también ojivas o nervios que caracterizó al gótico.

Transepto: nave transversal que cruza a la principal en forma ortogonal. La intersección entre ambas se denomina crucero y sobre él suele estar la cúpula.

 

Hace ya varios años que la Catedral está pasando por un proceso de restauración de todas sus fachadas. Las últimas fotos así lo demuestran.